Volver
¿Alguna vez te has preguntado el porqué de “El Gordo” de Navidad?

Seguramente lo has hecho, te has planteado por qué se llama “El Gordo” al primer premio de la Lotería de Navidad y, si bien los millones de euros que deja este premio merecen el apodo por sí mismos, no sólo a esta cuantía económica debe éste su popular nombre.

 

La historia de “El Gordo” se remonta hasta finales del siglo XVIII, cuando se creó un personaje para publicitar la Lotería de Navidad, “El Fanático por la Lotería” o “El Enano Afortunado”. Bajito, rechoncho, con su cuerpo cubierto por un traje repleto de números y combinaciones de lotería, este pequeño fanático gordinflón quedaría para siempre ligado al Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad.

 

El enano Mil hombres, como también era conocido, dio nombre además a un diario que nacía en 1851, “El Enano”, que en su primer número, fechado en el 3 de marzo del mencionado año, publicaba un soneto dedicado a los jugadores de lotería, en el que podía leerse: “Aunque Enano nací no soy enano, prodigioso en saber de lotería, que el juego para mí no es un arcano, y en cábalas que os dé desde este día, de fijo, como puesto con la mano, el terno habéis de ver por vida mía”.

 

Este curioso personaje, que acaparaba portadas de libros y estampas, llegó a aparecer hasta en los cupones de la lotería de Navidad e instaba a la gente a probar suerte en el Sorteo de la Lotería de Navidad acompañado de diferentes inscripciones, tales como la quintilla que rezaba: “De alegría y de dinero, este Enano afortunado, si le estudias con esmero, te enseñará alborozado, de la fortuna el sendero”.

 

Fuente: laloterianavidad.com